Blog

Hola a todos, Soy Francisco Aranda, Técnico en Emergencias Sanitarias e Instructor de Soporte Vital Básico y Desfibrilación Semiautomática por la SEMICYUC y Formador de Primeros Auxilios.

Con este POST, pretendo hacer hincapié en la importancia que tienen los Primeros Auxilios en el ambiente escolar, debido a mi larga experiencia como profesional de las emergencias, he podido observar que las caídas, rasguños, bocados, golpes y pequeñas heridas… forman parte de nuestra vida diaria, y que a veces, por una mala “Cultura Sanitaria” heredada de nuestros padres, o de lo que hemos visto en series de TV… No le damos la importancia que tiene, pudiendo extrapolar dichos cuidados al hogar, ya que seguramente, en algún momento, también los mayores podemos sufrir alguna situación en la cual los niños sean los testigos y debemos de enseñarles cómo deben de actuar.

Pero… se me vienen varias preguntas a mi cabeza:

  • ¿Saben los niños cómo actuar en caso de ser testigos de un accidente de un mayor?
  • ¿Le damos importancia a los primeros auxilios en el colegio o en el hogar?
  • ¿Sabemos cómo actúan los servicios de emergencias cuando los llamamos?

Para resolver estas cuestiones… os voy ayudar un poco con unas nociones básicas

PAUTAS DE PRIMEROS AUXILIOS PARA LOS MÁS PEQUEÑOS DE CASA Y SUS PADRES.

Tenemos muchos servicios de emergencia: bomberos, policía, ambulancias, etc. Cada uno de ellos con un número de teléfono… pero nosotros, en Europa, tenemos un número que nos sirve para coordinar todos esos servicios con una sola llamada.

Este número es 112 (ciento doce) como lo solemos pronunciar… pero hoy en día, podemos ayudarlos a que lo aprendan con dos gestos muy sencillos:
1º Decirles que se pronuncia 1 – 1 – 2 ¿Por qué? En ingles: es más fácil decir: ONE – ONE – TWO así también practican el idioma, ya que desde pequeños se les enseña palabras en inglés.
2º Con esta imagen, le enseñáis con gestos el número de teléfono de emergencias, con el cual, le debemos de explicar que a través de esta llamada, nos van ayudar, respondiendo a todas sus preguntas y dándonos instrucciones muy claras que nos ayudaran a tranquilizarnos y cuidar al paciente hasta que lleguen los Bomberos, Ambulancia, etc.

NOTA: Ojalá nunca fuese necesario la utilización de estas normas, pero es muy importante que se familiaricen con este número de teléfono, lo reconozcan, y sepan cómo marcarlo en el Smart Phone o en el teléfono de casa.

Para que las explicaciones sean muy claras y sobre todo eficientes, podremos usarnos a nosotros mismos y a los peluches que tengamos en sus habitaciones. Conseguiremos hacerles ver con este juego como sería la realidad. Intentaremos que los niños empaticen con una posible situación donde las personas o ellos mismos se pueden poner en peligro.

La comunicación que usemos debe de ser acorde a la edad de los niños, y sobre todo tener mucha paciencia con las explicaciones, practicar las veces que sean necesaria y usar un feed back con ellos, es decir, si yo se lo enseño a mi hijo que tiene 7 años, pues ahora que sea mi hijo quien se lo explique a la madre, y cuando sea posible usar a los abuelos que son un gran arma para su apoyo y compresión de las explicaciones.

Merece la pena hacer esto con los niños, ayuda a que estén atentos, valoren peligros evidentes como accidentes del hogar o aquellas relacionadas con la seguridad vial.

NOTA: A partir de los 10 años suelen entender las cosas de manera técnica como puede ser una maniobra de reanimación en adultos.

Lo primero que debemos de enseñar es la autoprotección.

¿Cómo lo hacemos?

Las normas de higiene son un gran primer paso, por ejemplo, si antes de comer o cuando van al baño se deben de lavar las manos,
esto para curar una herida o una quemadura es fundamental, para reducir la posibilidad de infecciones en las heridas del paciente.
Siempre con agua y jabón, desinfectante natural y con el PH de la piel neutro, por lo que no le hará ningún daño.

Cuando nos protegemos del sol, los primeros que debemos de dar ejemplo son los mayores… aquí aparecen frases tan clásicas como: “niño, hasta que no hagas dos horas de digestión no te puedes bañar” pero luego se ponen a jugar en la arena, con un poco de crema en la espalda y no les protegemos con camisetas, gorras o gafas de sol.

La mejor PROTECCIÓN es la PREVENCIÓN, no cuesta nada poner crema antes de que se bañen, y repetir la aplicación de crema cuando salgan del agua y siempre que los hayamos secado. Si además no les apetece bañarse, algo normal, querrán jugar en la arena, entonces les pondremos crema y además, el juego deberán de hacerlo debajo de la sombrilla, sin olvidar la hidratación, que beban agua a muy menudo.

NOTA: No todas las situaciones serán heridas, quemaduras o golpes, nos podemos enfrentar a otras más graves, como un desmayo, un atragantamiento, que son situaciones que si no actuamos correctamente pueden desencadenar algo más grave, una parada cardio respiratoria.

¡MUY BIEN! Con estos detalles, vamos a pasar a la acción.

PROTOCOLO DE AYUDA, METODO P.A.S. PROTEGER – AVISAR – SOCORRER

En caso de accidente, hay que tener claro el CÓMO y CUÁNDO actuar. Para saber cómo y cuándo actuar en caso de accidente, se ha desarrollado un método de ayuda llamado PAS.

Son las iniciales de la palabras, Proteger, Avisar y Socorrer que se corresponden con las tres funciones, que son la mejor manera de
que cualquier persona que actúe en caso de accidente.

  • PROTEGER
  • AVISAR
  • SOCORRER

Vamos a ver que significa cada una de ellas y cómo podemos entenderlas:

1º. PROTEGER: Todas las acciones que haremos para evitar que haya más accidentes o se agraven las que el paciente ya tiene.

EJEMPLOS: Se cae de la bicicleta: no mover al accidentado, no quitar el casco, no dar de beber, detener a los demás amigos que van en bicicleta, etc.

2º. AVISAR: Llamar a un mayor o gritar pidiendo ayuda, de esa manera hacemos 2 cosas, la primera es llamar la atención de un adulto o compañero para que nos ayude y la segunda es que uno puede llamar por teléfono al 1-1-2 mientras el otro valora las lesiones del accidentado.

IMPORTANTE: Cuando llamemos debemos de enseñar 3 cosas fundamentales:

  1. Indicar el sitio lo más exacto que sea posible. (Ciudad, calle y algún punto de
    referencia).
  2. Qué ha ocurrido y algo que es muy importante: si está Consciente y si Respira.
  3. Las medidas que hemos aplicado.

EJEMPLO: estamos taponando una herida, hemos dejado al paciente en el suelo sin que se mueva, etc.

3º. SOCORRER: Este es el paso más importante, pero… si os fijáis bien… nunca lo podrán llevar a cabo a no ser que hayamos hecho los anteriores.

A veces, para poder llevar a cabo este último paso, es importante haber concienciado a los niños de la importancia de los pasos anteriores y de los PRIMEROS AUXILIOS.

En el próximo POST, os enseñare como valorar a los accidentados, comprobar la consciencia, ver si respiran y si tienen pulso. Os animo a que no dejéis de seguirnos. Un abrazo a todos.

 

Francisco Rafael Aranda Jiménez

Instructor de Primeros Auxilios de INSFF